Copa Menstrual. Todo lo que quieres saber.

Hoy en día es difícil encontrar a alguien que no conozca la copa menstrual, al menos de oídas. No sé si lo sabes todo sobre ellas o aún te quedan algunas dudas por resolver. ¡Aquí encontrarás toda la información que necesitas!

Como la mayoría ya sabréis, la copa menstrual es un sustitutivo de támpax y compresas (te nombro estos dos métodos porque son los mayoritariamente utilizados).

Pros o motivos principales para utilizar la copa:

Son ecológicas, ya que no crean residuos.

Recogen la menstruación, no la absorben. Por lo que respeta tu flora.

Reduce el mal olor.

Están fabricadas en material hipoalergénico.

Son más baratas. Hoy en día podéis encontrar copas menstruales por 10 euros.

Su duración es de hasta 10 años si su mantenimiento es bueno.

Se pueden utilizar hasta 12 horas.

Preguntas más frecuentes:

¿Cómo se pone?

Se pliega la copa de la manera que mejor te venga. Existen dos formas básicas. Plegarla en forma de C o plegarla solo de un lado, quedándose en forma de pico.

Una vez plegada se introduce y se suelta. Ahora hay algunas marcas que vienen con aplicador. Si no llegas a pillarle el tranquillo introduciéndola con las manos, prueba con el aplicador.

 ¿Cómo es posible que no se salga?                                          

Cuando la hemos introducido y la soltamos, esta se abre y se queda haciendo efecto vacío adhiriéndose a las paredes.

¿Cuánto dura puesta?

Si es la primera vez que la utilizas lo más recomendable es que la vacíes con la misma regularidad que lo harías con cualquier otro método. De esta manera veréis la cantidad real de flujo menstrual que expulsáis y podréis ir alargando los tiempos.

Has leído bien, he dicho cantidad real. Con los támpax, por ejemplo, tenemos la falsa percepción de cantidades considerablemente abundantes. Este método, al ser de algodón, absorbe todo lo que encuentra en su camino (tú propia flora, el pipi…), se hincha y por ello lo tienes que cambiar más a menudo de lo que te gustaría.

Recuerda lo que he mencionado al principio. La copa recoge el flujo menstrual, no lo absorbe. Al ser de silicona médica puedes llevarla hasta 12 horas, no afecta a la flora y reduce el mal olor.

 ¿Cómo me la quito?

En primer lugar, debes quitar el vacío. Le pegamos un pellizquito en la parte de abajo para que le entre aire y la retiramos tirando del “palo”.

 ¿Qué hago cuando me la quite?

Indiscutiblemente vaciarla.

Si únicamente la retiras para vaciarla y volvértela a colocar, solo tendrás que enjuagarla con agua y volver a introducirla.

Si te la vas a retirar hasta el período siguiente, antes de guardarla tendrás que esterilizarla. Esta esterilización se hace fácilmente igual que si lo hicieras con las tetinas o chupetes de los bebés. En un cazo con agua hirviendo metes la copa durante unos minutos y la extraes. Existen también unas bolsas que hace la misma función, pero en el microondas.

¿Si estoy en un lavabo público que no tiene lavabo individual?

No te preocupes, bastará con que la limpies con papel higiénico. Nada de toallitas húmedas ya que suelen contener alcohol.

 ¿Es imposible tener pérdidas?

No, no es imposible. Dos suelen ser las causas principales.

La primera que la hayas colocado de forma incorrecta. Comprueba que está bien colocada introduciendo un poco el dedo y bordeando la copa. De esta manera verás si se ha quedado algún pliegue.

La segunda que no lleves la talla adecuada. Hay muchas copas menstruales de talla única que puede que no se adapten a ti. Si esto te sucede prueba con alguna marca que disponga de tallas específicas. La guía de tallas suele aparecer en las propias cajas, pero si vas a un establecimiento lo mejor que puedes hacer es preguntar, te guiarán estupendamente.

 ¿Cuánto cuesta?

Las tienes desde 10 euros hasta las más caras de unos 30 euros. No tienes excusa, seguro que dentro de esta horquilla encontraras algo.

¿Quieres saber los inconvenientes?

Realmente no los llamaría inconvenientes, son más bien dificultades que puedes encontrar sobre todo cuando comienzas a utilizarla.

Es complicada de colocar al principio.

Lleva un poco más de trabajo a la hora de limpiarla.

Puede resultar incómoda de extraer en sitios públicos cuando aún no tienes mucha experiencia.

Tendrás que introducir parte de los dedos en tu vagina, si no estás familiarizada con tus genitales o poco acostumbrada esto puede incomodarte.

Es posible que al principio te manches con tu propia menstruación al extraerla. Si nunca has tenido contacto con ella esto puede no gustarte.

Comparte el artículo

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on telegram
Telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.